lunes, 25 de julio de 2011

La Casa del Vino.

     Curiosa y trágica coincidencia (o no) que una joven con tan etílico apellido como puede ser Winehouse fallezca prematuramente a causa del alcohol y las drogas. 

     Lo sucedido con esta gran voz es lo que se conoce comunmente como "Morir de éxito", es la gran burbuja que si rápido se hincha más rápido revienta por insostenible.

     Allá por el 2008 recuerdo que me pasaron un video de una televisión (que no he podido encontrar ahora) de su mítico You know i'm not good en el Rock in Rio de Lisboa totalmente colocada.  Sencillamente genial.... Una actuación de las que hacen historia y creo que si no hubiese estado tan mal, nunca hubiera sacado ese sentimiento; solo estando así de mal podía conseguir la genialidad.  Estaba firmando su gran pacto con el diablo y el desenlace llegaría tres años después.

     Las similitudes con el momento actual son tremendas.  Hemos vivido épocas en las que con un esfuerzo mínimo se obtenía el éxito de una vida de reyes, como si tuvieramos una legión de esclavos a nuestro servicio para que todos esos bienes y servicios estuvieran listos para nuestro disfrute personal. 
¿A nadie se le ocurrió pensar si nuestro nimio esfuerzo daba para tanto?  En nuestro particular pacto con el diablo ha sido el crédito el que cumplia la función del alcohol y las drogas otorgándonos niveles de satisfacción impensables pero, al mismo tiempo, esclavizando nuestro futuro.  Ahora llega el desenlace y nadie quiere ver la realidad, el mundo se desmorona y si no se abren los ojos el desenlace será como en el caso de la chica de la casa del vino.

    Así al menos lo veo yo desde el barril.

2 comentarios:

  1. pero q blog tan fabuloso por dios!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta este blog, y no tiene nada que ver con la familia.

    ResponderEliminar