jueves, 12 de abril de 2012

Todo Cuadra

Bueno pues me acabo de tropezar con la noticia que esperaba desde que tomó posesión el gobierno del PP: Por fin Argentina comienza la nacionalización de YPF. Se intuía al ver como en los manipulados medios de comunicación cambiaba rápidamente el perfil de Cristina Fernández, de excelente política (buscando por internet encuentro titulares nacionales como "Cristina Fernández cabalga sobre el milagro argentino" de octubre) a llamarla populista entre otras lindezas en pocos meses. También se intuía al ver como Soria se cortaba el bigote y emprendía la prospección del petroleo canario para (con el riesgo para la industria turística) garantizar el suministro de la metrópoli. Aquí lo único cierto es que Argentina crece en medio de la crisis en porcentajes estratosféricos y que como es lógico quiere tomar posesión de la explotación de sus riquezas nacionales, que no se las roben indiscriminadamente hasta ahora. Es algo totalmente lícito y no se sorprendan si con estos políticos de mentira que tenemos en breve volvemos a estar emigrando a América como antaño.

Yo no es que me oponga a la explotación del petroleo canario, pero no para enriquecer a las multinacionales de la metrópoli a costa de un riesgo que podría ser fatal para Canarias. Si corremos el riesgo, que el 100% de los beneficios se queden en Canarias y no para cualquier cosa, sino para invertirlos íntegramente en las energías renovables y poder garantizar cuando ese petroleo se acabe una completa autarquía energética que nos permita desarrollar una industria y desalación de agua en cantidades suficientes para una agricultura competitiva. En definitiva para labrarnos un futuro.

Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario